Abre al público una de las tabernas de Pompeya

por | 15/07/2016

tabernaLa taberna (termopolium) de Lucio Vetutio Plácido en Pompeya ha sido abierta de nuevo al público tras haber permanecido cerrada durante años para ser sometida a delicados trabajos de restauración y conservación. Es uno de los lugares mejor conservados de Pompeya y en él se puede apreciar cómo eran estos establecimientos de comidas de la antigua Roma, de los que en Pompeya había casi un centenar.

La taberna, que daba a la calle principal, estaba presidida por un mostrador en forma de L en el que se habrían grandes contenedores (dolia) donde se guardaban los alimentos para mantenerlos fríos o calientes. Al final de esta barra aparece un hermoso altar doméstico (larario) decorado con pinturas que muestran a los dioses del hogar llevando a cabo un sacrificio. El comedor del local (triclinium) estaba acondicionado con sofás y mesas y decorado con frescos que representan el rapto de Europa por Júpiter transformado en toro. Las excavaciones también han revelado que la taberna disponía de un jardín interior o viridarium, donde los clientes podían comer a la sombra de una pérgola emparrada y en el que crecían flores y hierbas aromáticas que se usaban en la cocina.

En los termopolia, al parecer, el cliente elegía su comida y pagaba directamente en el mostrador, optando por consumirla en el local o llevársela a su casa. La mayoría de las viviendas de la ciudad no tenían cocina y comer fuera de casa se convirtió en una de las principales actividades sociales de Pompeya. Además, la comida en estos establecimientos era muy barata y estaba al alcance de todas las clases sociales.

La casa del propietario, Lucio Vetutio Plácido, estaba junto al local y sus muros también fueron decorados con bellos frescos que representan a Mercurio y Dionisio. Al parecer, Vetutio regentaba un próspero negocio, ya que durante las excavaciones se encontró un tesorillo con 585 sextercios (quizá las ganancias de dos días), que el propietario abandonó la huir precipitadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *