Agua salada en Antequera

por | 01/08/2016

Los dólmenes de Antequera, en Málaga, conjunto de monumentos megalíticos levantados hace más de cuatro mil años, estaban rodeados de una laguna de casi 20 km de longitud. Lo revelan restos de vértebras de peces y otros animales de río, plantas acuáticas, sedimentos de yeso y sales petrificadas, entre otros vestigios hallados en la zona por un equipo de arqueólogos que prospectó la zona el pasado mes de abril.

Según los expertos, la presencia de la laguna explicaría por qué la cincuentena de yacimientos de la actual depresión se ubican a partir de una determinada altura sobre el nivel del mar. Y aún más. Aclararía la razón por la que se construyó el pozo del Dolmen de Menga: la necesidad de perforar el terreno en busca de agua dulce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *