Fenicios. Un nombre que evoca a través de los siglos cultos denostados en la Biblia y ventajosas transacciones comerciales que, como relató el profeta Ezequiel, hacían afluir a las ciudades de la costa del Líbano una plétora de objetos y productos de lujo desde todos los rincones del mundo.

Pero fenicios son también el dominio de la construcción naval y la orientación en alta mar mediante la observación de la estrella Fenicia (nuestra Polar); el conocimiento de vientos y corrientes; la apertura de la más larga ruta marítima del mundo antiguo, la que unía Tiro y Gadir; o las míticas exploraciones emprendidas por sus navegantes. Ellos fueron los primeros que circunnavegaron África en el curso de un viaje patrocinado por el faraón Necao a fines del siglo VII a.C., para el que emplearon los mismos navíos que los asirios habían representado en las puertas de los palacios de Balawar y Jursabad doscientos años antes.

APARTADOS:


Para saber más: