Batalla de los montes Nerbasos

De localización incierta, quizá en el Bierzo, fue un enfrentamiento armado librado en 419 o 420 entre suevos y vándalos en el que los primeros estuvieron a punto de ser totalmente derrotados por los segundos. Es posible que la causa última de esta guerra fuera la necesidad de los vándalos (asdingos) de conseguir más tierras una vez que a ellos, que ya estaban en la zona, se les unieron los restos de los vándalos silingos y los alanos que habían sido derrotados y casi aniquilados totalmente por los visigodos.

Solamente la intervención de las tropas imperiales bajo el mando del general romano Asterio consiguieron evitar la aniquilación de los suevos aunque no pudieron impedir que los vándalos escaparan hacia la Bética.

El que las tropas imperiales atacarana los vándalos durante ese conflicto se debe, se supone, a al mayor peligro que representaba ese pueblo.