Descubierto el primer cetro imperial romano

cetroA mediados de 2006 un equipo de arqueólogos que trabajaba en el Palatino de Roma descubrió en una fosa una serie de sugestivos objetos: puntas de lanza, esferas de vidrio, coronas de pétalos, además de monedas y cerámica, todo ello envuelto originariamente en una bolsa de cuero. Tras el correspondiente análisis, se llegó a la conclusión de que se trataba nada menos que de las insignias de un emperador romano. Son los primeros ejemplos localizados de estos símbolos de poder, conocidos hasta la fecha únicamente por testimonios iconográficos.

Tras un meticuloso análisis del yacimiento, los arqueólogos creen haber averiguado a quién pertenecían estas insignias. Éstas se han hallado en un sector de la Domus Aurea, palacio construido por Nerón y utilizado durante todo el período imperial, y más concretamente en un pequeño templo dentro del recinto. Junto a las insignias ha aparecido una moneda de finales del siglo III, lo que marca un primer límite cronológico.

Pero el elemento más significativo son los indicios de que las insignias fueron ocultadas deliberadamente y de forma en cierto modo precipitada. Hay un único acontecimiento a principios del siglo IV que puede relacionarse con el hecho: la derrota de Majencio a manos de Constantino en el puente Milvio. Probablemente antes de partir a la batalla alguno de sus servidores decidió poner a buen recaudo las insignias, estandartes y cetros de emperador, ocultando todo ello en el santuario del Palatino.