El enigma de los romanos decapitados de York

decapitadoEntre 2004 y 2005 fueron descubiertos los esqueletos de ochenta hombres durante la excavación arqueológica en un cementerio de la antigua ciudad romana de Eboracum, la actual York; la mitad de ellos habían sido decapitados. El misterio de quienes eran estas personas y por qué fueron decapitadas se ha mantenido desde entonces, aún más después de que en 2010 los investigadores descubrieran que, de 18 esqueletos examinados, sólo cinco eran de la zona de York, mientras que los otros parecían proceder de algún lugar del este de Europa. Todos los cuerpos, enterrados con sus cabezas colocadas en un costado, eran de hombres jóvenes, de menos de 45 años, que también eran más altos que la media, lo que sugiere que podían ser soldados o gladiadores.

Ahora acaban de publicarse nuevos resultados que revelan más datos sobre el origen de los cuerpos. El análisis del ADN de siete individuos muestra que seis de ellos procedían de Gales, pero el séptimo presenta coincidencias genéticas con los actuales habitantes de Palestina o Arabia Saudí, y el análisis de sus dientes revela que había vivido en el valle del Nilo o en alguna zona del Próximo Oriente. Además, un esqueleto presenta marcas de mordeduras, lo que podría indicar que fue un gladiador que murió luchando contra las fieras.

Como en Eboracum se asentó una importante guarnición romana, algunos cuerpos pueden ser de legionarios. Pero aún no se tiene una explicación sobre el hecho del decapitamiento de tantos cuerpos.