El estrato más antiguo de Valencia

Una radiografía de dos milenios de historia de la ciudad: esto es lo que ofrece al visitante la plaza de la Almoina de Valencia, recién abierta al público después de mas de veinte años de laboriosas excavaciones arqueológicas. Aunque el museo que exhibirá todos los materiales recogidos en estas dos décadas sólo se abrirá dentro de ocho meses, desde el mes de junio puede contemplarse, gracias a un espectacular lucernario
metálico, el núcleo original de la villa: unas termas romanas del siglo II a.C., las mas antiguas de España.

Las termas se hallaban al oeste del recinto originario de Valencia, fundada en el afio 138 a.C. como una colonia de veteranos de Roma, en una pequeña isla fluvial en el Turia. La existencia de las termas, así como de un santuario de culto a las aguas, sugiere que el lugar disponía de manantiales naturales, razón del primer asentamiento. Sin embargo, éste duró poco tiempo, pues la villa fue arrasada en 75 a.C. en el transcurso de las guerras civiles entre Mario y Sila. Tras un siglo de abandono, Valentia fue refundada ya en época imperial, y desde entonces atravesaría todas las épocas de la historia peninsular como gran enclave comercial y manufacturero.

La plaza de la Almoina, con sus 2.500 m cuadrados de superficie, ha ido acumulando en cinco metros de estratos sucesivos los restos de las diferentes épocas de la historia valenciana.