El Imperio romano en la República Checa

Las obras de tendido de unas tuberías de agua en la aldea checa de Vilneves, en las proximidades de Melnik, al norte de Praga, han puesto al descubierto las posibles huellas de un campamento romano. El importante e ineseperado hallazgo ha hecho replantearse toda la historia de esta zona, puesto que hasta ahora se habían localizado restos de campamentos romanos en la región de Moravia, en la parte oriental de la República Checa, pero no en la de Bohemia.

Las excavaciones llevadas a cabo por los arqueólogos han permitido recuperar un par de fosos que recuerdan a aquellos usados por los romanos para fortificar sus campamentos. Próximos a ellos han aparecido también los restos de una cabaña celta anterior. Según una primera hipótesis, los romanos pudieron llegar allí en el año 6 d.C. en el marco de una campaña emprendida por el emperador Augusto contra el caudillo germano Marobudo.