Encuentran la tumba de un guerrero en Málaga

ajuarfunerarioEn el curso de una excavación arqueológica preventiva llevada a cabo en Málaga, los arqueólogos realizaron un descubrimiento sensacional: la tumba intacta de un guerrero datada entre los siglos VII y VI a.C.

La tumba excavada es una estructura rectangular compuesta por sillares perfectamente escuadrados y cubierta con mampostería. La sepultura mide 2,60 m de largo por 1,22 m de ancho, y en su interior se descubrieron los restos de un hombre de entre 30 y 40 años y de 1,80 m de estatura, acompañado de un ajuar funerario que revela su condición de guerrero.

A sus pies se colocaron dos varillas de plata con remates cónicos; a la izquierda del cráneo se dispuso un plato de plata decorado con una flor de ocho pétalos. Junto al plato había un escarabeo egipcio de cornalina engastado en oro y plata con una representación de la diosas Sekhmet. Al otro lado del cráneo se halló un objeto de marfil, y en una esquina, una lanza de hierro que había sido inutilizada ritualmente doblando la punta, además de lo que parecen ser los restos de un escudo de bronce. En la cabecera de la tumba se encontraban un casco griego de bronce de tipo corintio y un quemador de perfume de cerámica. Todo ello lo convierte en un hallazgo único en la península Ibérica.