Gala Placidia

por | 21/03/2016

Hija de Teodosio, nació en las postrimerías del Imperio, cuando los bárbaros no solo mordían las fronteras, sino que reclamaban su lugar al cálido sol de Roma.

Desplegó la capacidad de ponerse a la altura de las durísimas circunstancias que le tocó vivir: durante los dos años que duró el asedio de Roma por parte de Alarico, rey de los visigodos, en 408, al descubrirse que su prima Serena había tenido tratos con el enemigo, Gala Placidia abogó por la ejecución de la traidora. Cuál no sería su angustia al ser capturada por el enemigo bárbaro, en cuyas manos permaneció hasta que en 412 fue desposada por Ataúlfo, el sucesor de Alarico.

Volvió a convertirse en moneda de cambio cuando la muerte de Ataúlfo y la debilidad de las tropas bárbaras la devolvieron a manos de Constantino III, con quien terminó casada. Al morir éste en 421, Gala Placidia fue regente del Imperio romano de Occidente durante la minoría de su hijo Valentiniano, y su influencia política duró hasta su muerte en 450.


Para saber más:

HNG46-80