Gibraltar, el último reducto neandertal

Un equipo internacional de paleontólogos y arqueólogos ha hallado en la cueva de Gorham, en Gibraltar, un centenar de artefactos neandertales que datan de hace 28.000 e incluso 24.000 años. Hasta ahora se pensaba que los últimos neandertales habitaron en el sur de la península ibérica hace unos 30.000 años. Por tanto, Gibraltar podría haber sido el último refugio de esta especie humana en Europa.

El hallazgo, al parecer, ayuda a entender mejor cómo se produjo la transición del neandertal al Homo Sapiens. La presencia de los humanos modernos en la zona se remonta a hace 32.000 años, por lo que ambas especies debieron de convivir en el mismo territorio durante milenios, aunque no se sabe hasta qué punto se relacionaron entre sí. Los neandertales, menos eficientes a la hora de explorar el territorio y los recursos -la razón más probable de su extinción-, encontraron un último refugio perfecto en la cueva, desde la que accedían a una gran variedad de plantas y animales.