Hermerico

por | 26/03/2016

Primero jefe y posteriormente rey de los suevos a los que dirigió desde el cruce del Rin en el año 406, pasando por la Galia y posteriormente asentándolos en Gallaecia. Finalizó su reinado en el año 438 cuando asoció (hoy se podría decir que abdicó) a su hijo Rekhila al trono debido a encontrarse gravemente enfermo, aunque no falleció hasta el 441.

Después de los saqueos habituales en la Galia y en Hispania junto a los otros pueblos bárbaros, se llegó a un acuerdo entre ellos (y posiblemente con el permiso del Imperio mediante un foedus) para repartir Hispania. A los suevos, como pueblo poco importante, le correspondió la parte más alejada y una de las menos romanizadas que, además, tuvo que compartir con los vándalos asdingos lo que originó un grave conflicto con estos últimos que a punto estuvo de hacer desaparecer al pueblo suevo en la batalla de los montes Nerbasos y que solamente se salvó en el último momento por la intervención del Imperio y la marcha, primero hacia el sur de Hispania, y posteriormente hacia África, de los vándalos.

Simultáneamente, y durante prácticamente todo su reinado, estuvo en lucha constante con la población galaicorromana que se había hecho fuerte en diversas zonas. Hubo enfrentamientos, guerras, treguas, … hasta que al final se consiguió algún tipo de entendimiento entre ambas comunidades, principalmente porque ninguna de ellas era lo suficientemente fuerte como para imponerse totalmente a la otra.

Hermerico fue el primero en ser reconocido por Roma como rey, de haber sido su reino también el primero que acuñó moneda y ser los suevos los primeros que adoptaron la religión católica, lo que posiblemente contribuyó a su integración más pacífica con los galaicorromanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *