La imagen más antigua de los apóstoles

por | 16/07/2016

catacumbasantosConocida desde el siglo XVIII, la catacumba de Santa Tecla, cerca de la basílica de san Pablo Extramuros, en Roma, demandaba hacía tiempo una restauración a fondo. Lo que los expertos estaban lejos de imaginar era que, en un cubículo de la catacumba, tras retirar la suciedad que cubría la bóveda y las paredes, encontrarían las representaciones más antiguas de los apóstoles cristianos Pedro, Pablo, Andrés y Juan, del siglo IV.

El primer descubrimiento se anunció el año pasado. Se trataba del apóstolo Pablo, representado según la iconografía tradicional de la época: con el rostro delgado, calvo, y con una barba oscura y puntiaguda. En una pared aparecía Pedro, representado en el “milagro de la fuente”, una curiosa escena procedente de los evangelios apócrifos. Los investigadores prosiguieron su trabajo utilizando un rayo láser de gran potencia que elimina los depósitos de calcio que cubren los murales. Es así como se acaban de sacar a la luz, bajo una gruesa capa de yeso, cuatro retratos más que circundan al de san Pablo en la bóveda del cubículo, y que corresponden al mismo Pablo, a Pedro, a Andrés y a Juan (a menos que estos dos últimos, en vez de los apóstoles, sean santos intercesores o retratos de difuntos). Las representaciones son todas en forma de busto enmarcado en un medallón.

En la estancia donde se han hallado las pinturas, bautizada por los arqueólogos como “cubículo de los apóstoles”, aparece la imagen de una mujer suntuosamente vestida y de su hija junto a dos santos. Posiblemente se trate de una dama noble que mandó erigir este mausoleo para ella y su familia el siglo IV, una época en la que se empezó a generalizar entre los cristianos el culto a los apóstoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *