Las tumbas de los vetones

Tras semanas de búsqueda, ha sido localizada la necrópolis del castro de Ulaca, un asentamiento de los vetones situado en el término municipal de Solosancho, en Ávila, y cuyas ochenta hectáreas aproximadas de superficie lo convierten en uno de los más importantes enclaves europeos de la Edad del Hierro.

Altar de los Sacrificios

Altar de los Sacrificios

Según los responsables de los trabajos, todo indica que se trata de una necrópolis muy importante, con un gran número de tumbas. Los restos localizados se encuentran cerca del llamado Altar de los Sacrificios, donde se hallaron estructuras ovales de piedra con lajas de granito incrustadas en la tierra, disposición que coincide con las sepulturas de incineración en hoyo de las necrópolis de la Edad del Hierro meseteña.

En uno de estos encanchados se ha documentado la existencia de una sepultura en fosa con ofrendas de cerámicas y un ajuar metálico (vaina de puñal, cuchillo, un posible regatón para lanza) característicos de los siglos II-I a.C. La excavación de una fosa con abundantes restos de cerámica y huesos de animales, tal vez quemados, sugiere un área de actividad ritual en conexión con la necrópolis.