Localizado el templo imperial de Tarragona

La localización exacta del gran templo de Augusto en Tarragona, cuya existencia se conocía por referencias literarias como la del historiador Tácito, ha intrigado durante largo tiempo a los arqueólogos. Se habían barajado varias hipótesis, aunque una de las más persuasivas era que el templo se encontraba en el mismo punto en que se alza hoy día la catedral gótica de la ciudad. Un equipo de arqueólogos y geólogos acaba de confirmar esta tesis al detectar, mediante sofisticadas técnicas de prosprección geofísica, unos restos romanos bajo la catedral que, según todos los indicios, corresponden al antigua templo romano.

Los restos del santuario, construido en el siglo I d.C., se han localizado a 1,5 metros bajo el nivel de la nave central de la catedral, pero mediante novedosas técnicas de inducción electromagnética la prospección ha logrado alcanzar los 10 metros de profundidad. Aunque todavía se están estudiando los datos obtenidos, los investigadores han adelantado que la estructura del templo mide 25 por 40 metros, presenta ocho columnas frontales y se levanta sobre un podio. Estos datos coinciden con la imagen del templo de Tarraco que nos transmiten algunas monedas romanas acuñadas en la misma ciudad, en cuyo anverso aparece la efigie del emperador Augusto mientras que en el reverso se muestra un templo de ocho columnas.