Los orígenes romanos de Cáceres

La reforma del palacio de Mayoralgo, en Cáceres, ha puesto al descubierto un yacimiento arqueológico que aporta nuevas pistas sobre el origen de esta ciudad extremeña. En concreto, el equipo de investigadores ha descubierto allí una construcción en piedra que confirma que la fundación de Cáceres fue obra de los romanos, sin que en ella participase la población autóctona. Los restos de cerámica recuperados permiten datar el yacimiento entre el 80 y el 70 a.C., en época republicana. Sobre esta primera fundación, ya en época de los emperadores Tiberio y Claudio, se levantaría Norba Caesarina, el núcleo que daría lugar a Cáceres, en un principio una modesta ciudad satélite de Emerita Augusta.

El yacimiento excavado en el palacio, de 531 metros cuadrados de extensión, presenta estructuras que abarcan un arco cronológico que se extiende a lo largo de más de dos mil años, y ha permitido recuperar cerámica, monedas y un busto en bronce del siglo I d.C.