Nuevo récord para los romanos

Arqueólogos de la Universidad de Darmstadt (Alemania) han descubierto al norte de Jordania un acueducto subterráneo de 106 km. Se trata del más largo de la Antigüedad -cinco veces más que el que ostentaba el récord, el de Bolonia- y una obra de ingeniería colosal: fue tallado en la roca y su construcción, iniciada en el año 90, en tiempos de Diocleciano, se prolongó 120 años. Cayó en desuso cuando se secó la fuente que lo alimentaba.