Panteón

PanteónEl Panteón fue erigido durante el reinado del emperador Adriano (117-138) sobre los restos de un templo anterior que mandó construir Agripa y que fue destruido por un incendio en el año 80 y por un rayo en el 110. El edificio es un ejemplo del grado de perfección que alcanzó la arquitectura romana: su cúpula de hormigón, aligerada con roca volcánica, resiste desde hace casi 1.900 años. Está decorada con cinco filas de 28 casetones cada una, un número que representaba la perfección para los antiguos porque se obtenía de la suma de los primeros siete números naturales: 1+2+3+4+5+6+7. Y siete eran precisamente los planetas observables a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, además del Sol y de la Luna. La cúpula del Panteón simbolizaba la esfera celeste, según el historiador Dion Casio, y la luz filtrada debió de funcionar como un vínculo entre los dioses y los hombres.