Tartessos

por | 21/03/2016

El impacto del comercio y de la colonización fenicios sobre el mítico Tartessos recibe el nombre de “cultura orientalizante”. La arqueología todavía no ha podido demostrar la existencia de Tartessos como le reino unificado que imaginó Adolf Schulten durante sus excavaciones en Doñana a principios del siglo XX, pero es innegable la influencia de la cultura fenicia sobre los poderes que controlaban el territorio de Andalucía Occidental, Extremadura y el sur de Portugal entre los siglos X y VI a.C.

A partir de las relaciones personales de los fenicios con los dirigentes locales -ejemplificadas en la entrega de bienes de prestigio- y de la actividad de mercados como los de Cádiz y Huelva, se difundieron las ideas y los productos de Oriente. Entre las aportaciones más destacadas figuran los cultos a divinidades como Astarté, y los altares en forma de piel de animal o de lingote chipriota como el de El Carambolo (Sevilla); las transformaciones en los sistemas de explotación minera del cobre y la plata; la explotación intensiva del cereal, la vid y el olivo; el desarrollo de la orfebrería, el taraceado y el grabado sobre marfil con técnicas y motivos decorativos orientales; y la introducción de nuevas técnicas en arquitectura.


Noticias relacionadas:


Para saber más:

HNG35-52

HNG102-50